NeuroSalud Barcelona ofrece en su espacio de actividades grupales diferentes disciplinas al servicio de su bienestar físico y mental.

 

El Método Feldenkrais es un método científico que usa el movimiento y la atención dirigida a la persona como vehículo para acceder al cerebro y a su capacidad para crear nuevas conexiones neuronales y nuevos patrones de movimiento. Feldenkrais utiliza el movimiento para acceder al sistema nervioso y encontrar los patrones más eficientes de acción, así como recuperar movilidad del cuerpo, refinar habilidades motrices y adquirir mayor vitalidad.
A diferencia de técnicas como la yoga, Feldenkrais no trabaja a partir del esfuerzo muscular o de la flexibilidad, ni tiene un enfoque en el contacto muscular, como los masajes. En el caso de este método el énfasis está puesto en el movimiento del esqueleto mientras se practica la atención dirigida. La mayoría de las lecciones de Feldenkrais se realizan acostado sobre una colchoneta, aunque hay algunas lecciones que se efectúan de pie y en otras posiciones.
Feldenkrais ayuda a las personas de todas las edades a superar dolores, limitaciones y a lograr un estado de bienestar y vitalidad física, mental y emocional. Feldenkrais no es una terapia ni sustituye un tratamiento médico, sino que es considerado un método educativo.

Ejercicios basados en el Tai Chi y el Chi Kung adaptado para personas en silla de ruedas o con otros problemas de movilidad.

Muchas veces las personas que más necesitan hacer ejercicio, movilizar su cuerpo y cuidar su energía vital son los que más dificultades tienen para hacerlo. Personas con lesiones, discapacidades, limitaciones relacionadas con la edad, el sobrepeso o enfermedades degenerativas necesitan moverse dentro de sus posibilidades.

Las clases en el Espai de Salut, están basados en los conocimientos del Tai Chi y del Chi Kung, e incluyen ejercicios para movilizar el cuerpo y estimular la mente de personas con estas circunstancias. Las clases incluyen:

  • Ejercicios de respiración
  • Estiramientos
  • Coordinación y postura
  • Ejercicios para mejorar el equilibrio
  • Conocimiento y cultivación del cuerpo energético
  • Ejercicios de Tai Chi y Chi Kung adaptados para silla/silla de ruedas

El Tai Chi (Taijiquan) es una arte marcial que se ha adaptado para crear un sistema de ejercicio y relajación adaptado a todas las edades. Se dice en China que proporciona la flexibilidad de un niño, la fuerza de un leñador y la sabiduría de un anciano, y en occidente varios estudios han demostrado que el Tai Chi ayuda a mantener la salud física y mental, con notables efectos sobre el equilibrio, la densidad ósea y el control del estrés.

El Chi Kung (Qigong) es una disciplina basada en ejercicios tradicionales que se ha practicado durante siglos por motivos de salud, longevidad y desarrollo espiritual. El término Chi Kung es muy amplio. Quiere decir "Trabajo Energético" e incluye ejercicios activos, posturas estáticas/meditaciones, y prácticas específicas para potenciar el Qi (energía) general o de órganos y sistemas específicos. Igual que el Tai Chi, el Chi Kung moviliza el cuerpo, regulariza la respiración y calma la mente, pero a diferencia del Tai Chi es fácil de aprender y adaptar a la vida cotidiana.

¿A quién pueden ayudar el Tai Chi y el Chi Kung? Todo el mundo necesita hacer ejercicio, relajarse y mantener sus niveles de energía, pero el Qigong y el Tai Chi son especialmente aconsejables para:

  • personas con trabajos sedentarios
  • personas que soportan grandes niveles de estrés o tensión
  • personas que a menudo sufren de fatiga o tienen un nivel de energía bajo
  • personas que tratan o cuidan a enfermos

"LA ESENCIA DE LA SALUD ES EL YOGA"

 

Para vivir en armonía es primordial gozar de salud. La buena salud impregna todos los aspectos de la existencia humana: físicos, fisiológicos y psicológicos.
La práctica postural del yoga permite el acceso a todas las partes del cuerpo simultáneamente. Cuando practicas yoga estás utilizando la propia fuerza de voluntad para purificar y regenerar todo tu sistema interno y, por lo tanto, no dependes de ayudas externas. El yoga es salud real.

 

El MÉTODO IYENGAR

El iyengar se caracteriza por la precisión de las explicaciones, la secuencia de los movimientos y la alineación corporal. Al principio trabaja básicamente el alineamiento del cuerpo mediante estiramientos y posturas sencillas, pero se trata de un trabajo físicamente intenso. En iyengar, los alumnos no adoptan la forma de las posturas, sino que las posturas se adaptan a las posibilidades y necesidades del alumno. Esto se consigue gracias a otra de las características propias del iyengar: la utilización de soportes, que permite practicar yoga con facilidad y seguridad. Mediante este tipo de práctica se logra llevar la conciencia a todas las partes del cuerpo y conseguir así a la vez salud física y estabilidad mental.